Orden del Temple
Orden del Temple

LOS MAESTRES

Estos importantes personajes (por que no hay que olvidar que están a la cabeza del ejército más poderoso, más organizado y más rico del mundo conocido, de hecho se decía que prácticamente detentaban el grado de príncipes) tuvieron diferentes destinos. Unos pasaron rápidos como cometas y otros ostentaron durante mucho tiempo su cargo. Tenemos que recordar que los grandes Maestres eran elegidos de por vida, a semejanza del Papa. A veces morían en combate, como fue el caso de Bernard de Tramelay, Gerard de Ridefort, Armand de Piregord, Guillaume de Sonnac y Guillaume de Beaujeu que murieron con la espada en la mano. Otros como Odon de Saint-Amand murieron en prisión donde lo habían encarcelado los musulmanes por que se negó a que la Orden pagara el rescate. Algunos renunciaron a la vida de la Orden como Pierre de Montaigu que dimitió o como Evrard de Barres que se convirtió en monje. No podemos olvidar el caso de Arnaud de Torroge que fue hecho prisionero y liberado bajo la promesa de no volver a alzarse en armas contra los musulmanes. Por esta razón dimitió y se convirtió en un gran preceptor de la Orden, una clase de altos dignatarios Templarios en la que según de dice habría que buscar la "Milicia Secreta" de la Orden y ya por ultimo hemos querido dejar para el final el caso del Gran Maestre Jacques de Molay en cuya persona se cometió uno de los mayores asesinatos jurídicos de la Historia, ya que fue condenado y quemado en la hoguera por la Inquisición, siendo como se sabía y se sabe totalmente inocente. (Prueba de ello es el documento encontrado por la doctora Bárbara Frale en el Archivo Secreto de Vaticano, donde el Papa Clemente V "exculpa" y absuelve a la Orden de todas las acusaciones que se le imputan, a parte de reconocer la inocencia de los altos dirigentes de la misma. Este documento se firmó el verano de 1.308, un año después de la detención de los Caballeros en Francia y cuando J. B. de Molay se encontraba preso en Aviñon). Los Grandes Maestros Templarios, en general estuvieron a la altura de su cargo; si bien es cierto que se le puede reprochar a Molay que no reaccionara de otra forma cuando lo apresaron el 13 de Octubre del año 1.307 y que se dejara influenciar por personas a las que él consideraba "amigos" pero que en realidad tan solo buscaban enriquecerse a costa de la destrucción de la Orden. Aunque sea raro para algunos fueron 22 los Grandes Maestres, ni uno más ni uno menos, aunque hay quien gusta de introducir en esta lista a algún Maestre provincial por simpatías o equivocaciones pero la realidad es que fueron 22. Los citaremos a continuación, así como las fechas en las que adoptaron la responsabilidad del destino de la Orden y de los Caballeros del Temple. No siempre se les llamó "Gran Maestre" esto tan sólo sucedió a partir del año 1.153, anteriormente solo era llamado Maestre (este cargo pasó a pertenecer a los Maestres llamados Provinciales) sin embargo aunque fuera llamado Gran Maestre firmaban sus actas como Magíster Humilis, o Magíster Militiae Templi. El electo de forma obligatoria tenía que ser caballero y con mucha frecuencia había desempeñado un cargo importante en tierra santa. La autoridad del maestre es real pero no absoluta, pues está limitada por las acciones del capítulo o del convento (Hoy por hoy llamado Consejo magistral). Los Hermanos del Temple deben obedecer al Maestre y este debe de consultar y en caso de discrepar aceptar la decisión mayoritaria que aquellos que componen el Capítulo o Consejo Magistral. Antiguamente sólo con la venia del Capítulo y el voto mayoritario de sus miembros puede: Modificar o añadir un artículo a la Regla. Concluir un tratado. Enajenar o vender los bienes de la Orden. Nombrar los Grandes Comendadores de Provincias. Disponer del Tesoro. Aceptar una candidatura. Retirar el hábito o condenar a la pérdida de la casa. El estudio particular de los 22 Grandes Maestres nos permite, analizando la personalidad y las acciones de cada uno, valorar mejor esa noble, apabullante y estresante función. De entrada vamos a examinar la composición de su "casa". En sus relaciones con los Soberanos, el Maestre de Temple detentaba el rango de Príncipe y su Casa debía estar a la altura de esa posición. Estaba compuesta por: Un Capellán, hermano de la Orden. Dos escuderos, encargados de sus armas. Un secretario permanente o dos que a veces podía ser musulmán ( sobre todo de tierra Santa). Un Turcópole (que era un musulmán convertido al cristianismo conocedor del terreno y de las costumbres locales en Tierra Santa). Un cocinero. Dos criados y un Mariscal Hermano. De dos a cuatro caballeros lo escoltaban en todos sus desplazamientos y cabalgaban detrás de él. En Campaña su tienda era redonda en recuerdo del santo sepulcro, se levantaba en medio del campamento con el Bausante plantado a la entrada. El Cetro de este "príncipe" era un bastón que tenía el tamaño aproximado de una Toesa que proyectaba hacia el cielo una espiral que llevaba grabada la "Cruz Paté" escarlata. Las raíces de este singular bastón o ábaco se remontan al parecer a la fraternidad Pitagórica.

Y ahora os dejamos con los 22 Grandes Maestres del temple (1.118-1.314):

LOS MAESTRES

1. Hugo de Payns

2. Roberto de Craon

3. Everardo de Barres

4. Bernardo de Trémélai

5. Andrés de Montbard

6. Bertrand de Blanquefort

7. Philippe de Milly de Nablus

8. Odo de Saint-Amand

9. Arnold de Torroges

10. Gerard de Ridefort

11. Robert de Sablé

12. Gilbert Herail

13. Philippe de Plessiez

14. William de Chartres

15. Pedro de Montaigu

16. Armand de Peragors

17. William de Sonnac

18. Renaud de Vichiers

19. Thomas Berard

20. William de Beaujeau

21. Tibal Gaudin

22. Jacques de Molay

Contacto:

Orden del Temple occtjordendeltemple@gmail.com

 

Teléfono: 632.92.22.02

¿Quiere hacerse miembro?

Si quiere unirse a nuestra hermandad, utilice nuestro formulario de contacto para recibir información. Le atenderemos encantados.

Redes sociales: